Otras de las propuestas que planteó Anif son gravar las pensiones más altas y utilizar gradientes en el impuesto al patrimonio

Después de la designación de José Manuel Restrepo como nuevo ministro de Hacienda, el equipo económico del Gobierno tiene la tarea de trabajar en un nuevo texto de reforma tributaria a través del cual se logre alcanzar un recaudo que permita atender a la población más vulnerable del país, así como empezar a poner en orden las finanzas públicas y generar credibilidad en el mercado financiero internacional.

En este orden de ideas, ya varios gremios, partidos políticos y centros de pensamiento han dado a conocer sus propuestas para el nuevo articulado. En este caso, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) publicó un nuevo paquete de propuestas que el Gobierno puede tener en cuenta para la próxima reforma, que se espera que recaude al rededor de $14 billones.

La propuesta de Anif está centrada en tres ejes: gravámenes a las personas naturales, a las personas jurídicas y cambios en el IVA.

Impuestos a las personas naturales

En línea con lo que ya había anunciado el presidente Iván Duque, Anif plantea no ampliar la base gravable del impuesto de renta, sino que propone implementar una sobretasa de 15% sobre el valor del impuesto que debe pagar cada persona en el año gravable 2021.

En este mismo gravamen, plantea limitar el valor de la renta exenta a 25% para las personas con ingresos que igualen o superen los $100 millones anuales, es decir, que devenguen cerca de $8,3 millones mensuales.

De acuerdo con las cifras de Anif, esta propuesta generaría un recaudo adicional de $6,5 billones al año, es decir, aproximadamente 0,6% del PIB.

“Bajo esta propuesta, más del 94% del recaudo por concepto del impuesto de renta de personas naturales vendría de las personas que pertenecen a los hogares de más altos ingresos”, explicó la institución.

Otra de las propuestas es la de gravar las pensiones más altas, implementando una tarifa plana de 10% para las pensiones de más de $6 millones mensuales, es decir, gravaría a 10% de los pensionados de más altos ingresos en el país.

Esta propuesta generaría un recaudo de $404.000 millones, es decir, aproximadamente 0,04% del PIB.

“Ese cambio logra que se pase de un sistema pensional exento-exento a uno exento-gravado, en tanto el cobro del impuesto se realizaría una vez el individuo se encuentra disfrutando de la pensión”, se anotó.

En cuanto al impuesto al patrimonio, Anif plantea utilizar una estructura de gradientes que imponga tarifas marginales empezando desde los patrimonios líquidos de $1.500 millones.

La idea sería establecer una tarifa de 0,75% para los patrimonios entre $1.500 millones y $2.000 millones; 1% para los que estén entre $2.000 y $2.500 millones; 1,25% para aquellos que estén entre $2.500 y $4.000 millones; y de 1,5% para los que excedan los $4.000 millones.

Bajo este esquema, se ampliaría la base de contribuyentes de este gravamen de 7.000 a cerca de 30.000 personas y se generaría un recaudo adicional de cerca de $343.000 millones anuales, es decir, 0,03% del PIB.

Finalmente, Anif propone que en el impuesto a los dividendos se incremente la tarifa en 2,5 puntos para los dividendos en el caso en que el accionista sea
una persona natural. Mientras que si los ingresos superan 75% del total de los ingresos, plantea aplicar una estructura de tasas marginales.

Impuestos a las personas jurídicas

Así como lo han propuesto gremios como la Andi, Anif propuso que se retrase la disminución de la tarifa de renta corporativa, manteniéndola en 32% durante 2021 y 2022. Con esta medida se generaría un recaudo adicional de $1,5 billones.

Otra de las propuestas en este frente es la de revisar el descuento asociado al pago de IVA por la compra de bienes , construcción, importación, etc. de activos fijos, con el fin de hacerlo más transparente. Además, se planeta la eliminación del descuento del ICA, generando un recaudo adicional de $0,16 billones.

Como último punto en los gravámenes a las personas jurídicas, Anif plantea eliminar exenciones y beneficios sectoriales.

Cambios en el IVA

En este punto, Anif insiste en una de las propuestas que ya se habían hecho en el proyecto de ley de solidaridad sostenible, que es la eliminación de la categoría de bienes exentos de IVA, que pasarían a ser bienes excluidos.

“esas subclases siguen con una tarifa efectiva de 0%, pero sin generar la devolución en el último eslabón de la cadena. Con ese cambio, siguiendo estimaciones del Ministerio de Hacienda, se lograría un recaudo adicional de cerca de $2.5 billones anuales”, explicó Anif.

Fuente:Larepublica.co